Volver a enamorarse tras la pérdida de una pareja

 

Una de las tareas del duelo (W. Worden) nos habla de la importancia de recolocar emocionalmente a nuestro ser querido y continuar con nuestra vida. 

Si esto lo llevamos al duelo por la pérdida de una pareja, muchas veces se piensa que para concluir el duelo, es necesario entonces volver a enamorarse y ser capaz de amar como amamos en el pasado. Sin embargo, es importante aclarar que esto no es así. 

Para superar el duelo no es imprescindible encontrar una nueva pareja ni volver a enamorarse.

En ningún caso es necesario vivir en pareja para ser feliz. Obviamente hay quienes sí lo son viviendo en pareja, pero no existe una ley universal que establezca reglas para ser feliz. 

Por lo tanto, el tener una nueva pareja no será criterio para considerar que el duelo ya ha sido elaborado.

 

Asimismo, hay personas que tras la pérdida de una pareja sí se han planteado la posibilidad de volver a enamorarse, lo cual también es totalmente válido. Sin embargo, muchas veces en casos como este predominan dos emociones:

 

      Miedo: generalmente surge por la idea de no poder volver a sentir lo mismo. Es muy común que en este período se hagan comparaciones con el ser querido que falleció, por lo que es más difícil cumplir con las expectativas que tenemos para una nueva pareja, ya que tenemos la tendencia de idealizar a quien hemos perdido. 

 

      Culpa: habitualmente aparece por sentir que se está traicionando a quien falleció. Posiblemente esta emoción surge como consecuencia de la cultura en la que vivimos, ya que muchas veces la sociedad juzga -sin explicitarlo- a quienes se plantean la posibilidad de rehacer su vida con una nueva persona.

 

En ambos casos es recomendable tomar en cuenta estas emociones (u otras si las hubiera) y entender desde dónde vienen. Hacernos conscientes de ellas es fundamental para entender desde dónde pensamos lo que pensamos y sentimos lo que sentimos.

 

Para finalizar, resulta importante destacar que la decisión de rehacer -o no- su vida con una nueva pareja es una decisión personal. Ninguna opción está mal de por sí, sino que dependerá de lo que cada uno necesite y le haga sentir más cómodo. 

Lo recomendable siempre será permitirse sentir y expresar lo que nos ocurre tras la pérdida, para así elaborar nuestro duelo.

 

Para recibir ayuda contáctenos al +56 9 4018 8074